martes, 22 de noviembre de 2016

HAGAMOS LO QUE ESTÉ EN NUESTRAS MANOS PARA ERRADICAR LA VIOLENCIA


Hoy queremos hacer este llamado a la reflexión, porque nuestras escuelas pueden ser un espacio de aprendizaje que nos permita cuestionar las normas sociales y las desigualdades de género, porque la violencia que enfrentan las mujeres día a día nos atraviesa a tod@s no solo como mujeres, también como docentes de nuestras alumnas, madres, hermanas, primas, hijas y compañeras. La escuela tiene un rol importante en promover la organización contra la violencia machista en todas sus formas.

Cuando hablamos de violencia de género, no estamos hablando de casos aislados; no se trata de limitar la violencia machista a hombres que ejercen tal o cuál acto violento. Nos referimos a una larga cadena de violencias ejercidas contra las mujeres sólo por su condición de mujeres. Las violaciones y abusos, los maltratos y los golpes, el desprecio y la humillación, son mucho más habituales de lo que podemos pensar y, en la mayoría de las ocasiones, son hechos silenciados.

Más allá de abrir interrogantes para una problemática que nos atraviesa diariamente, podemos decir que la violencia de género, extendida en las escuelas y en la relación con las familias y la sociedad, puede imponer muchos obstáculos para que podamos desarrollar la labor educativa. Sin embargo, la escuela puede transformarse en un espacio que nos permita hacernos preguntas, informarnos, saber por qué surge y cuáles son sus consecuencias. Es imprescindible que los planes de estudio puedan integrar debates sobre este tema. 

Resultado de imagen de carta contra la violencia de genero PARA CONCENTRACION


No hay comentarios:

Publicar un comentario

DESPEDIDA HASTA EL CURSO PRÓXIMO

Me he encontrado muy agusto en la extraescolar. He podido disfrutar en familia de experiencias, vivencias que han hecho que nos hayamos conv...